Senderismo de invierno en la Costa Brava por los caminos de ronda

Los caminos de ronda forman parte del patrimonio de la Costa Brava. Estos senderos creados hace 200 años para controlar las costas y más adelante para evitar el contrabando se han convertido en uno de los atractivos imprescindibles para todos los que quieran disfrutar en primera persona de los contrastes entre el mar y la tierra. Los días soleados de otoño e invierno son el momento perfecto para calzarse las botas y recorrer algunos de los tramos de estos caminos que ofrecen unas vistas de postal a cada momento. Tomando como punto de referencia nuestro camping, os podemos sugerir dos excursiones por el camino de ronda para hacer durante el invierno.

De Tossa –a tan sólo 10 minutos en coche desde Cala Llevadó- hasta Cala Pola. Se trata de una bonita opción de camino de ronda apta para toda la familia. Estos 3 km sintetizan todo lo que podréis experimentar por estos senderos de la Costa Brava: pasear a la orilla de los acantilados, un desnivel considerable y paseos entre pinares. Pero no os preocupéis porque el esfuerzo valdrá la pena, ya que el premio lo tendremos asegurado en forma de vistas espectaculares desde lo alto de las rocas y las caletas de agua turquesa que nos iremos encontrando a lo largo de un camino que nos llevará hasta Cala Pola.

Para caminantes con más experiencia os recomendamos el tramo de camino de ronda que va desde Lloret hasta Tossa de Mar, un itinerario de unos 12 km que se puede hacer con poco más de 3 horas y donde también subiremos y bajaremos unas cuantas veces, pero que queda perfectamente compensado por el paisaje –y más aún en invierno- por donde pasaremos. Uno de los atractivos de este tramo de camino de ronda son las pequeñas calas que nos iremos encontrando a lo largo del camino, como las de Lloret, de Porto Pi o la cala Figuera. Si buscabais desconectar, haced un alto en medio del camino y escuchad las olas como se estrellan contra las rocas. ¡Lástima que ya no sea época de baño! Pasada la Playa Canyelles el camino entra hacia el interior y pasa por nuestro camping J donde podréis hacer una parada larga o bien continuar por el último tramo, que nos reserva una sorpresa final, que es ver aparecer el castillo y la muralla de Tossa, sobre la playa des Codolar.

En los dos tramos de caminos de ronda que os sugerimos hoy podéis ir con dos coches al final y de esta forma os ahorráis el volver andando. En el caso de la excursión a Tossa, otra opción es dejar el coche en el pueblo y coger el autobús regular hacia Lloret para empezar la ruta.

0 comments on “Senderismo de invierno en la Costa Brava por los caminos de rondaAdd yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.