La vuelta a Tossa de Mar en 12 playas imprescindibles

La volta a Tossa de Mar en 12 platges indispensables

Te recomendamos las mejores playas de los alrededores de Tossa de Mar, en la Costa Brava Sud

Ir hasta Tossa de Mar y no disfrutar de sus playas es mucho peor que ir a Roma y no ver al Papa. Esta zona de la Costa Brava tiene el privilegio de reunir en muy pocos quilómetros diferentes tipos de playas. Abiertas y con todos los servicios completos y si tenemos ganas de andar un poco también encontraremos calas realmente solitarias donde se funden la tierra, los bosques y el agua cristalina y turquesa del Mediterráneo. El cabo de Tossa, con su muralla y torres tan reconocidas, marcará la ruta por las mejores playas que os queremos recomendar. Coged las gafas de bucear, el tubo y la cámara de fotos i empezamos el tour.

Desde la Platja Gran de Tossa hasta Cala Futadera

Por como es, por su estado y sobretodo por como se integra con el pueblo y l muralla y torres medievales que parece que la protejan, la Platja Gran de Tossa ha sido incluida en más de una ocasión en ránquings turísticos de todo el mundo. No en vano es una de las playas más fotografiadas de la Costa Brava. Podréis encontrar todos los servicios y también es el punto de salida de los barcos turísticos con el fondo de cristal para descubrir des del mar algunos de los rincones de las playas de Tossa. A pie, al final de la Platja Gran y siguiendo pegados a las rocas llegaremos a la Platja Mar Menuda, desde donde tendremos una vista completa de la Bahía de Tossa.

Siguiendo hacia el norte por la carretera de Tossa a Sant Feliu, podremos llegar fácilmente a la Cala Bona. No hay casi espacio para dejar las toallas, pero al estar rodeada de paredes de roca la deja muy protegida de olas y vientos. Continuando por la misma carretera encontraremos la Cala Giverola, otra de las playas más características de Tossa, pero separada del núcleo urbano. Una buena extensión de arena con todos los servicios necesarios, como alquiler de caiacs o barcas de vela ligera. En uno de los extremos y a través de un pequeño túnel entre las rocas se puede llegar al Racó de Llevant de Giverola, mucho más tranquila. I muy cerca de allá, Cala Futadera, donde se permite el nudismo y donde el descenso nos regala una de las mejores vistas de la Costa Brava, ya que antes de bajar los 300 escalones de roca, debajo nuestros pies veremos la cala, con los contrastes de azules del agua y la sombra de los pinos. Realmente impresionante.

Des del Cabo de Tossa hacia Cala Llevadó y hasta Cala Morisca

Con el principal atractivo de estar literalmente a los pies de la muralla medieval de Tossa de Mar, nos encontramos hacia al sur del cabo de Tossa con la platja d’Es Codolar, de dimensiones pequeñas pero que es una buena opción por los días de Tramuntana. No podemos continuar estas recomendaciones sin hablar de las playas más cercanas a nuestro camping: Cala Llevadó, la Cala d’en Carles, la Cala Figuera i las Platges del Llorell. Rodeados de un paisaje de bosques y paredes de roca, allá encontraréis una dosis más de tranquilidad y toda la gradación de azules que nos ofrece el Mediterráneo más puro.

Acabaremos esta vuelta por las mejores playas de Tossa de Mar con un apunte histórico sobre Cala Morisca. Vale la pena bajar un tramo de escaleras desde el sendero GR-92 hasta pie de arena de esta cala poco honda y con poca afluencia incluso durante el verano. Tan discreta era la cala que un contrabandista construyó un almacén cerca conectado con la playa por dos túneles. Una infraestructura que la policía neutralizó hace 30 años.

0 comments on “La vuelta a Tossa de Mar en 12 playas imprescindiblesAdd yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.